viernes, 30 de noviembre de 2012

¿Qué hacer para formar parte de la biblioteca?

Sencillo,

  • Si eres alumno de 1º de la ESO y además nuevo, nada. Nosotros nos encargamos de todo. El carné que le entregamos a vuestros tutores te sirve durante toda tu estancia en el  centro, por tanto cuídalo.
  • Si eres nuevo en el centro  y quieres el carné, díselo tu tutor o tutora o bien pásate por la biblioteca y solicítalo. Tardaremos unos días en hacerlo depende de la demanda de los mismos.
  • Si no estás en ninguna de las circunstancias anteriores y has perdido el carné, ve a la biblioteca y ya te comentaremos qué haces. 

Recuerda el carné de la biblioteca no debes confundirlo con el carné de entrada y salida del centro, y lo necesitas tanto para usar el servicio de préstamo de libros, como para utilizar la biblioteca como sala de estudio y lectura. Es la única forma que tenemos de dirigirnos a vosotros de manera personalizada y de mirar por el aprovechamiento de vuestra estancia en la biblioteca. 
Os dejamos las normas de la biblioteca.

                   


    NORMAS CURSO 2012/2013


PARA HACER USO DE LA BIBLIOTECA DEL CENTRO ES NECESARIO TENER EL CARNÉ DE BIBLIOTECA. EL CARNÉ QUE SE LES ENTREGA EN 1º TIENE UNA VALIDEZ DE 4 AÑOS ( SE ACONSEJA CUIDARLOS Y NO PERDERLOS).

LOS ALUMNOS DE 1º Y 2º DE LA ESO, DEBERÁN PRESENTAR  SU CARNÉ DE BIBLIOTECA PARA ACCEDER A ELLA, Y DEJARLO AL  PROFESOR QUE ESTÉ.

LOS ALUMNOS PODRÁN REALIZAR PRÉSTAMOS Y DEVOLUCIONES DE LIBROS A CUALQUIER HORA EN QUE HAYA UN PROFESOR ENCARGADO DE BIBLIOTECA. SE ACONSEJA QUE UTILICEN LA HORA DEL RECREO.

CADA ALUMNO PODRÁ SACAR EN PRÉSTAMO HASTA DOS LIBROS A LA VEZ Y DEBERÁ DEVOLVERLOS EN UN PLAZO MÁXIMO DE DOS SEMANAS. EN CASO DE NECESIDAD PODRÁ RENOVAR EL PRÉSTAMO, PERO DEBE COMUNICARLO ANTES EN BIBLIOTECA.

LAS LECTURAS OBLIGATORIAS SÓLO SE PRESTARÁN DURANTE UNA SEMANA, Y NO SE RENOVARÁN.

LOS ORDENADORES DE BIBLIOTECA ESTÁN A DISPOSICIÓN DE LOS ALUMNOS PARA REALIZAR TRABAJOS ENCOMENDADOS POR SUS PROFESORES. PARA HACER USO DE ELLOS DEBERÁN PRESENTAR EL CARNÉ DE BIBLIOTECA, Y SE RELLENARÁ UN PARTE DE CONTROL.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Nuestros alumnos escriben


Con motivo del día 25 de noviembre se ha convocado un concurso de relatos cortos, os dejo a los ganadores:


GOTAS DULCES (1º PREMIO POSTOBLIGATORIA)

Escribo esta carta, para aquel que le interese saber, que la vida no es más que una frágil botella de cristal, rellena de gotas de amargura. No somos nada, ni siquiera llevamos el timón de nuestro propio destino… Ni si quiera yo, vi aproximarse la tormenta…  Ni siquiera yo, tuve suficientes fuerzas… Unas veces eliges cara, y la suerte prefiere cruz; otras veces te inclinas por cruz, y la vida te da en la cara. Somos cuerpos, luego plumas, polvo, cenizas… y más tarde solo recuerdos que el viento puede arrojar donde quiera que sople. Oídos sordos cuando todo el mundo grita; ignorantes cuando todo el mundo sabe; estamos ciegos cuando el camino es visible… Y sumergidos en nuestro propio océano gris y oscuro, las olas nos azotan, desgastándonos, consumiéndonos, como barcos rotos…  Solo algunas personas son luchadoras, y suficiente valientes para saber afrontar, que cuando hay tempestad, y el oleaje es muy fuerte, no conviene salir a navegar, porque cuando nos encontramos con un iceberg, es demasiado tarde para girar. Nosotros solo podemos ver la punta, pero queda una inmensidad oculta detrás.
Aún así, siempre contaremos con nuestra tripulación, la que, una vez volvamos al puerto, nos arreglará todos los destrozos, por grandes que hayan sido, por secuelas que hayan dejado, por miedos creados… Y así, cada agujero en el que el agua se haya introducido, quedará como una cicatriz de la vida en el cuerpo, como un ancla en el fondo del mar, como una gota más para la frágil botella de cristal… Algo que ni siquiera el tiempo puede borrar, aunque sí ayudarnos a superarlo, y dejarlo escapar para que nunca más forme parte de nuestra memoria, y el aire lo esconda, allí donde va el olvido, donde va la esperanza perdida, donde viven los sueños rotos, lejos, donde nadie pueda encontrarlo, y así librarnos de todo, y empezar de cero, y desear, y sentir, y volar…
Luchad para que todos los barcos, icen sus velas, y puedan trazar en el cielo un mismo grito de libertad. Y la botella, empezada con tan solo algunas gotas amargas, sea terminada con infinitas gotas dulces. Porque al fin y al cabo, no somos patrón ni marinero, pero sí los que deciden cuando poner el tapón para que la tristeza, el miedo o la soledad reboten, y se evaporen en el suelo, sin ser dueños de nadie.

Susana López Cárdenas  1º Bachillerato B


Se acabó (ACCESIT OBLIGATORIA)

Él, todo empezó con una mirada, aquella tarde sentada en un banco cuando lo único que me preocupaba era saber el porqué las palomas volaban y yo no podía.
Llegó él,aparentemente una persona noble, de buenos sentimientos y al cruzarse nuestras miradas algo nos dijo que él era para mí y yo para él ,pero pronto me di cuenta de que no era precisamente como su mirada me transmitió en aquel momento. Pasó mucho tiempo y tras tantísimas promesas, ilusiones, estrellas por bajarme y lunas que regalarme, decidimos estar siempre unidos, nos juramos amor eterno. Me hizo su esposa y se adueñó de mi alma y mi corazón por completo.
Empezaron a ocurrir cosas que me inquietaban y que hacían que me planteara el irme de su lado para siempre. Empezaron las prohibiciones, las negaciones constantes a todo lo que quería y el despojarme totalmente de mi libertad. Pensé tantas veces en dejarlo...Tenía tantas razones para irme pero una para quedarme; el amor, que hacía que le perdonara lo imperdonable, el miedo a no tenerle, a no volver a sentir ni un segundo de aquel amor que empezó con una historia mágica.
Tras perdonarle una y mil veces empezaron a actuar las manos. Cuando piensas que ya todo acabará, que volverá a ser como antes...estás totalmente equivocada.
Él vuelve,pero ahora es peor, ahora me insulta, hace que llegue a pensar que ni siquiera soy persona y pienso en revelarme pero ya me ha pegado el primer empujón y la primera bofetada. No me atrevo a abrir la boca, me limito a derramar una lágrima tras otra, a callar y a pensar el porqué no puede volver a ser como antes. Pero un día, decido hacerme fuerte, secarme las lágrimas y gritar lo más alto que pueda.
Ya no quiero nada con él, ya no me interesan ninguna de sus promesas, son demasiados moratones y lágrimas pero todavía más promesas sin cumplir.
Ahora estoy en otro lado, sentada en otro banco mirando a aquellas palomas y evitando a todo tipo de persona, sólo quiero observar a las palomas que por muchas patadas que les den, vuelven a volar y hacía donde quieran.
Sara León Jiménez 4ºB



Maltrato a la mujer. 26N (ACCÉSIT POSTOBLIGATORIA)

Algo no iba bien, ya nada era como antes, ya nada era igual. No quedaban sentimientos, no quedaban caricias, no quedaba amor, es eso, justo eso, faltaba amor. Amor reemplazado por desprecio, amor reemplazado por descuido,amor reemplazado por odio. Amor contaminado, amor con miedo ¿Cómo pude aguantar eso? ¿Cómo pude soportar y perdonar tantos descuidos? ¿Cómo fui capaz de seguir amándote? El miedo me traicionó, el miedo me impidió pedir ayuda, gritar, sentir, sentirme amada, sentirme mujer. El miedo me poseía, era un miedo callado que me recorría por la sangre que tú mismo con tus propias manos derramaste, derramé esas amenazas esos gritos esos insultos, derramé también lágrimas, sí, lágrimas que reflejaban esos golpes, esos golpes que me hacían poco a poco más débil, más pequeña, esos golpes que me llegaron a convertir en transparente, esos que me alejaron de la desdichada felicidad. ¿Felicidad? ¿he dicho felicidad?¿Por qué me quitaste la felicidad? A ella la perdí aquella maldita noche en la que no volvías, en la que los minutos pasaban como horas, me la arrebataste, me la robaste sin ni siquiera pensar en mí, en lo que teníamos, te olvidaste de todo, me hundiste y me hiciste sentir tan pequeña… tan pequeña que me perdí, no sé donde estaba, me perdí en tu mirada, me perdí en mi propio mundo me perdí en tus manos golpeándome fuertemente sin ningún pudor, y ahora no sé donde estoy, no siento nada, no puedo moverme, no puedo hablar, no puedo sacar todo esto que llevo dentro, me quitaste la felicidad es verdad, pero también me arrebataste el alma y ahora… ahora no puedo volver.

Marta Murillo Recio 1° CAE

Nuestra Biblioteca y....... Marce.

Nuestra biblioteca es la que es, pero de ello tiene gran parte de culpa, nuestra compañera Marcelina Carmona, responsable de ésta, no se desde cuando, pues llevo 15 años aquí y siempre la recuerdo asociada a ella. 
El curso pasado se jubiló, y nos dejó huérfanos, a todos los que trabajamos en la biblioteca. Sin embargo en cada uno de los rincones de la misma se vislumbra su presencia, su hacer y su carné de lectora asociado consecutivamente al mío por el azar mismo.
Su marcha del centro fue brusca, y la brecha que abrió, vamos tapándola con fixo, cola y demás artilugios con la que recobramos nuestros libros. Nuestra biblioteca guarda tu sello de distinción y éste, nuestro primer libro en blog, El Principito de Antoine de Saint-Exupéry por tí. Te queremos.


"Mi vida es muy monótona. Cazo gallinas y los hombres me cazan a mí. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres son iguales; por consiguiente me aburro un poco. Si tú me domesticas, mi vida estará llena de sol. Conoceré el rumor de unos pasos diferentes a todos los demás. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra; los tuyos me llamarán fuera de la madriguera como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves allá abajo los campos de trigo? Yo no  como pan y por lo tanto el trigo es para mí algo inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada y eso me pone triste. ¡Pero tú tienes los cabellos dorados y será algo maravilloso cuando me domestiques! El trigo, que es dorado también, será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo.
El zorro se calló y miró un buen rato al principito:
—Por favor... domestícame —le dijo. 
—Bien quisiera —le respondió el principito pero no tengo mucho tiempo. He de buscar amigos y conocer muchas cosas.
—Sólo se conocen bien las cosas que se domestican —dijo el zorro—. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y como no hay tiendas donde vendan amigos, los hombres no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!
—¿Qué debo hacer? —preguntó el principito. 
—Debes tener mucha paciencia —respondió el zorro—. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en el suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás nada. El lenguaje es fuente de malos entendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...
El principito volvió al día siguiente.
—Hubiera sido mejor —dijo el zorro— que vinieras a la misma hora. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto, descubriré así lo que vale la felicidad. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunca sabré cuándo preparar mi corazón... Los ritos son necesarios.
—¿Qué es un rito? —inquirió el principito.
—Es también algo demasiado olvidado —dijo el zorro—. Es lo que hace que un día no se parezca a otro día y que una hora sea diferente a otra. Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. Los jueves bailan con las muchachas del pueblo. Los jueves entonces son días maravillosos en los que puedo ir de paseo hasta la viña. Si los cazadores no bailaran en día fijo, todos los días se parecerían y yo 
no tendría vacaciones.
De esta manera el principito domesticó al zorro. Y cuando se fue acercando el día de la partida:
—¡Ah! —dijo el zorro—, lloraré."

Estamos abiertos....

Nuestra biblioteca es un sitio de lectura, trabajo, consulta informática, ...., y préstamos y devolución de libros. Este curso académico abrimos en el siguiente horario.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Leer es...

No hay mejor comienzo que abrir un libro y leer, os dejo un hermoso texto de Elvira Lindo con el que adentrarnos en esta fantástica aventura.

Leer. Leer sin ganas. Leer por aburrimiento. Leer para no hacer ruido. Leer para dejar que tu padre duerma la siesta. Leer porque no te dejan poner la tele. Leer porque ya nadie quiere contarte un cuento. Leer porque te han castigado sin salir. Leer porque estás en la cama con fiebre. Leer porque estás solo. Leer porque imitas a tus hermanos mayores. Leer porque lo hace tu madre. Leer libros para niños. Leer novelas que no te dejan leer. Leer hasta que te apagan la luz. Leer sin leer, pensando en otra cosa. Leer en la biblioteca. Leer todos los libros de la biblioteca infantil. Leer porque tu hermana lee en la cama de al lado. Leer libros de Tintín en casa de tu abuelo. Reir porque tu tía llora con una novela. Llorar porque te da pena el abominable hombre de las nieves. Leer y leer y leer cinco líneas sobre sexo. Leerlas y leerlas una vez más. Leer porque quieres estar solo. Leer porque te sientes solo. Leer porque te crees distinto. Leer para encontrar almas gemelas. Leer aquello que aún no has vivido. Leer para llenarte la cabeza de pájaros. Leer para presumir. Decir que has leído un libro que no has leído. Resumir libros en literatura que no has leído. Sacar buenas notas en literatura haciendo resúmenes de libros que no has terminado. Leer para imitar lo que que has leído. Leer para fardar. Leer para ligar. Leer para consolarte de un abandono. Leer por falta de planes. Leer por falta de amor. Leer porque se ha ido con otra. Leer para que no digan. Leer mientras esperas. Leer sentado en el wáter. Leer para dormirte. Leer para poder hablar con él. Leer el libro que él te recomendó. Leer para sorprenderle. Leer por puro gusto. Leer por vaguería. Leer porque no te gustan los deportes. Leer porque no tienes un duro. Leer para olvidar. Leer para recordar. Leer para aprender. Leer un coñazo impresionante. Leer un libro que no quieres que se acabe. Leer el libro de un amigo. Leer todos los libros de un hombre que te gusta. Leerle el pensamiento. Leer el libro que él está leyendo. Leer el libro que él querra leer después. Leerle a tu hijo. Leerle hasta que se quede dormido. Leerle hasta que te quedas dormida. Leerle el Tintín que tú leíste. Leerle cuando se muere el Abominable Hombre de las Nieves. Leerle y consolarle luego su llanto inconsolable. Leerle para que aprenda a estar solo. Leerle para volver a vivir la infancia. Leerle por gusto. Ver cómo un hijo lee. Releer. Leer sólo lo que te gusta. Leer sólo aquello que te emocione. Leer por amor. Leer a su lado.