martes, 9 de octubre de 2018

24 de octubre: Día de la biblioteca



El próximo 24 de octubre se celebra en España, como cada año, el Día de la Biblioteca. Una iniciativa de la Asociación Española de Amigos del Libro infantil y Juvenil que tuvo su origen en el año 1997. Este año la celebración tendrá lugar en la biblioteca “Ramón Pérez de Ayala” (Oviedo) y contará con la participación de bibliotecarios, escritores, ilustradores, narradores de historias, editores, profesores, miembros de la asociación, responsables políticos y entidades que fomentan el uso de las bibliotecas.

El pregón de este año, que reproducimos a continuación, es obra del escritor Gonzalo Moure (Premio Cervantes Chico 2017), y el cartel ha sido realizado por el ilustrador Alfonso Zapico, Premio Nacional de Cómic en 2012.

24 de octubre de 2018 PREGÓN DEL DÍA DE LAS BIBLIOTECAS ESCOLARES

El día de la luz Vengo del desierto del Sáhara, de inaugurar una biblioteca. Está en Dajla, el más alejado, el más olvidado de los cinco campamentos de refugiados saharauis. Es la cuarta biblioteca que construimos, y es preciosa. En el centro hemos plantado árboles, para que los niños y los jóvenes del Sáhara puedan experimentar el gozo de sentarse a su sombra a leer un libro. No queremos que esa biblioteca sea ningún “templo de silencio”, sino más bien un espacio para del sonido, para el ruido. Una biblioteca que ya es el lugar más hermoso del campamento. Un espacio para desear ir a buscar lectura, pero también amistad, sueños compartidos. Incluso amor. Un lugar en el que enamorarse mirando unos ojos por encima de un libro. Porque al fin y al cabo, la biblioteca es el lugar en el que se descubre al otro, de papel o de carne.
En una película inolvidable, la mejor película de ciencia ficción de la historia, 2001, una odisea del espacio, aparece un monolito cada vez que el hombre se dispone a dar un salto cualitativo. Kubrick, su director, debería haber puesto un libro en su lugar. Porque han sido los libros los que han marcado el ritmo de los cambios del ser humano. Porque el libro es el laboratorio del hombre, el lugar en el que se experimenta con emociones, descubrimientos, utopías, apuestas. Somos lo que somos porque hemos pensado y escrito sobre cómo ser y sobre cómo no ser. Y seremos lo que pensemos, lo que piensen y escriban las próximas generaciones.
Así que una biblioteca no es solo un lugar en el que invitar a leer, sino también, o por eso, un lugar en el que invitar a escribir. Las bibliotecas del siglo XXI son, pueden ser, tienen que ser el semillero de nuevas novelas, nuevos monolitos, mojones de nuestro futuro. Si el siglo XX fue sin duda el siglo de la lectura, el siglo XXI puede llegar a ser el siglo de la escritura, ya lo está siendo.
 Por todo eso construimos bibliotecas en los campamentos del desierto. Porque no son solo para los saharauis. Las paga nuestra sociedad civil, mediante socios adultos, y mediante actividades solidarias en colegios, institutos y bibliotecas. Y los alumnos y lectores que las sufragan se hacen conscientes de lo extraordinario que es tener una biblioteca, aprenden a valorar la suya, a defenderla. Cada biblioteca del desierto tiene detrás a miles de niños, jóvenes y adultos que la han hecho posible con su pequeño esfuerzo. Sumando. Cada lector saharaui tiene a su lado a miles de lectores, más conscientes de la importancia de una biblioteca, porque con su trabajo se ha construido una, en un clima y un lugar tan hostil.
Piensa en tu biblioteca. Hubo un día en el que esa biblioteca no existía. Alguien la soñó, luchó por ella, la llenó de libros y también de sueños. Hazte del equipo de ese alguien que la hizo posible, lucha por un mundo en el que no haya un ser humano que no tenga cerca una biblioteca, o un amoroso bibliobús. Que no haya un solo niño, joven o adulto, que no roce la mano de una bibliotecaria que le aconseje, que le oriente en el laberinto. Que es lo mismo que decir que no haya un solo ser humano conectado a lo que fue, lo que es y lo que será.
En tu mano hay millones de manos, estrechando la tuya, acompañándote en el camino. Tiernas o callosas, pequeñas o grandes. En el libro que te espera en la mesilla de noche o junto al sofá, hay millones de libros. Ingenuos o complejos, humildes o lujosos. Pero todos preciosos. Conectados todos por un invisible hilo de plata que une mano con mano, estantería con estantería, un hilo inacabable y luminoso. Inacabable, y así sea. Hoy es el Día de la Biblioteca, que es lo mismo que decir El día de la Luz

Feliz día, feliz siglo.
GUSTAVO MOURÉ

martes, 19 de junio de 2018

Novedades juveniles 2018

Nuestra compañera Ana López, al igual que en otros cursos, nos presenta las nuevas adquisiciones juveniles en este curso. Desde aquí le agradecemos su trabajo en esta biblioteca escolar, con su colaboración y disposición hemos contado siempre que su horario se lo ha permitido. Te deseamos lo mejor en esta etapa que inicias, y espero que esta biblioteca y nosotros tengamos un huequito en tu corazón. Hasta siempre, echaremos de menos tus prezi.


 

lunes, 7 de mayo de 2018

Ganadora de "Mi libro preferido"

Con motivo del día del libro, y coincidiendo con la semana cultural organizamos dicha actividad. Recordad que había que rellenar una ficha, y entregarla en biblioteca o a cualquier profesor. El plazo de finalización de entrega de fichas, se estipuló para el día 27 de abril, pero posteriormente se amplió hasta el 4 de mayo. 
El viernes pasado hicimos el sorteo entre las 72 fichas entregadas, en la cual había representación de todas las enseñanzas que se imparten en nuestro centro. La ficha ganadora y el libro preferido fue "Un monstruo viene a verme" de Athenea Osuna Sillero de 1º bachillerato de ciencias, que se lo regalaría a su madre y sus abuelas. La mano inocente que extrajo la ficha ganadora con el número 131 fue Rocío Santos alumna de 2º ESO A. Os dejamos unas imágenes del momento. En breve haremos entrega de los libros a la ganadora.

lunes, 23 de abril de 2018

Mi libro favorito

Con motivo del día y la semana del libro, la biblioteca del centro os propone la siguiente actividad, "mi libro favorito".

Tienes que rellenar la siguiente ficha que encontrarás en la conserjería y en la biblioteca, y entregarla en la biblioteca durante  el recreo a los profesores encargados. Estos la pincharán en el panel de entrada. Cada ficha lleva asignado un número, el viernes 27  se celebrará un sorteo con todas los números de las fichas entregadas. El número ganador de la ficha, será premiado con un lote de libros por valor de 50 euros Cuantas más fichas más posibilidades de conseguirlo. Ánimo!!!!!

Día 23 de abril: día del libro

El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial, ya que en este día y en el año de 1616 fallecieron personalidades como Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. Igualmente se conmemora el nacimiento o muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

La celebración de este día fue una decisión espontánea tomada en la Conferencia General de la UNESCO que se celebró en París en 1995, para rendir un homenaje universal a los libros y autores.
"Ventana abierta a la diversidad de las culturas y puente tendido entre las civilizaciones, vector de valores, de saberes, del sentido estético y de la imaginación, el libro es ante todo obra de la inteligencia, la creatividad y la cultura humanas: por ello enriquece el patrimonio inmaterial de la humanidad..." (Koïchiro Matsuura, Director General de la UNESCO).

Desde la biblioteca de nuestro centro os animamos a celebrarlo disfrutando de la lectura. Hemos escogido el siguiente poema de Ángel González, que nos recuerda la pasión por leer.

miércoles, 21 de marzo de 2018

21 DE MARZO: DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA




En el mundo contemporáneo hay necesidades insatisfechas en el terreno de la estética que puede atender la poesÍa en la medida en que se reconozca su papel social de comunicación intersubjetiva y siga siendo instrumento de despertar y de expresiÓn de toma de conciencia.

Existe desde hace veinte años un verdadero movimiento en pro de la poesía, habiéndose multiplicado las actividades poéticas en los distintos Estados Miembros , aumentado con ello el número de poetas.

Se trata de una necesidad social que impulsa en particular a los jóvenes a volver a las fuentes constituyendo para ellos un medio de, interiorización, consiguIendo que el mundo exterior los atraiga irresistiblemente hacia un conocimiento más profundo.

Además, el poeta, en su condición de persona, asume nuevas funciones, ya que, los recitales poéticos,con la lectura de poemas por los propios poetas son cada vez mas apreciados por público.

Este impulso social hacia el reconocimiento de los valores ancestrales es asimismo una vuelta a la tradición oral y la aceptación del habla como elemento socializador y estructurador de la persona.

Existe todavía una tendencia en los medios de comunicación social y el público en general a negarse a no valorar el papel del poeta. Sería ùtil actuar para librarse de esta imagen trasnochada, y conseguir que a la poesía se le reconozca el «derecho de ciudadanía» en la sociedad.

Durante su 30° reunión, en París en octubre-noviembre de 1999, la Conferencia general de la UNESCO decidió de proclamar el 21 de marzo, como Día mundial de la poesía.



Mensaje de la Directora General de la UNESCO


No tenemos alas, no podemos elevarnos,
mas tenemos pies para trepar y escalar
paso a paso, más y más,
las nubosas cumbres de nuestros tiempos.

En una época en que los retos a que nos enfrentamos, desde el cambio climático, la desigualdad y la pobreza hasta el extremismo violento, parecen tan ingentes, las palabras del poeta Henry Wadsworth Longfellow nos aportan esperanza.

Compuesta de palabras, coloreada con imágenes, tañida con la métrica perfecta, la poesía tiene un poder singular. El poder de arrancarnos de la vida cotidiana y recordarnos la belleza que nos rodea y la resiliencia del espíritu humano que compartimos.

La poesía es una ventana a la diversidad excepcional de la humanidad. En la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO se incluyen decenas de formas de expresión oral y poesía, desde el duelo poético Tsiattista de Chipre o la poesía cantada Ca trù de Viet Nam hasta Al-Taghrooda, la poesía cantada tradicional de los beduinos de los Emiratos Árabes Unidos y Omán. La poesía es tan antigua como el lenguaje, y en los períodos turbulentos es más necesaria que nunca, como fuente de esperanza, como manera de compartir lo que significa vivir en este mundo.

El poeta Pablo Neruda escribió que «la poesía es siempre un acto de paz». La poesía es única por su capacidad de hablar a través del tiempo, el espacio y la cultura, de llegar directamente a los corazones de las personas de todo el mundo. Es un manantial de diálogo y entendimiento y ha sido siempre una fuerza para desafiar a la injusticia y promover la libertad. Como dijo Deeyah Khan, Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la libertad y la creatividad, todas las formas de arte, incluida la poesía, tienen la capacidad extraordinaria de expresar resistencia y rebelión, protesta y esperanza.

La poesía no es un lujo. La poesía es una parte esencial de quiénes somos en cuanto que mujeres y hombres que vivimos juntos en el presente, nos valemos del patrimonio de las generaciones pasadas y somos custodios del mundo para nuestros hijos y nietos. Hoy, al celebrar la poesía, celebramos también nuestra capacidad de unirnos en un espíritu de solidaridad para trepar y escalar «las nubosas cumbres de nuestros tiempos». Necesitamos hacerlo para llevar adelante la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, para aplicar el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, para asegurarnos de que ninguna mujer ni hombre se quede atrás.

Irina Bokova


Desde la biblioteca del IES La Fuensanta nuestro pequeño homenaje a esta gran olvidada en ocasiones que es la poesía, y que tomando las palabras de Gabriel Celaya, es un arma cargada de futuro, y así lo recordamos con sus palabras.

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,


piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.



Y para terminar nuestro homenaje, el sonido de estas palabras que nos recuerdan la belleza siempre imperante de la poesía.








lunes, 19 de marzo de 2018

Tras la visita de Juan Cobos Wilkins.

Tras la visita de Juan Cobos Wilkins, José Ángel Delgado Santos nos deja estas palabras.  

El pasado 7 de marzo muchos de los lectores de nuestra biblioteca tuvimos la oportunidad de encontrarnos en una charla con Juan Cobos Wilkins. Ante todo fue una ocasión estupenda para disfrutar de las palabras de alguien que se gana la vida con ellas. Bien que se notó esto cuando nos explicó con todo lujo de detalles el argumento de su obra más conocida El corazón de la tierra. 


Todos atendimos expectantes su desenlace. Nos agradó también cuando nos animó a leer mucho y a escribir de forma que pudiéramos expresar lo más personal que teníamos dentro de cada uno de nosotros. En fin, nos gustó que muchos de los que visitamos la biblioteca, alumnos de diferentes cursos, pudiéramos estar en una actividad tan relacionada con una de nuestras actividades favoritas: la literatura . Para que quedara un recuerdo de su paso por el centro nos firmó algunos de sus poemas, que quedarán expuestos en las paredes de nuestra biblioteca y nos dedicó uno de sus últimos libros: Pan y cielo.